Media Lab, una idea que se hace realidad

07 Jun 2019

El ingenioso concepto surgió entre alumnos, para que todos puedan integrarse. Poco a poco ha tomado forma pero aún queda mucho camino por recorrer

Todo comenzó cuando los alumnos fueron a hablar con la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Juan Agustín Maza, para pedir que el Estudio de Radio y Televisión sea un lugar más cómodo para todos y se adapte a la actualidad. De allí las autoridades de la facultad trabajaron arduamente para llegar a lo que hoy se llama Media Lab.

El Media Lab es un concepto que usa para denominar al espacio físico donde se trabajan contenidos transmedia. Su objetivo es promover la realización de talleres de formación y producción donde se logre el trabajo en grupos de todas las disciplinas de distintas carreras. Aprovechando también los mejores medios disponibles como el internet y los equipos tecnológicos.

De allí se tomaron medidas, los profesores y las autoridades de la institución se reunieron para pensar y mejorar el lugar donde los alumnos hacían prácticas en las distintas disciplinas de Radio, Televisión y Edición. Se agregaron mesas y sillas, se movieron cables, se compraron cámaras de alta resolución y las instalaciones fueron adaptadas para cualquier estudiante que tenga alguna condición especial. Además, se agregó una escenografía con iluminación, para que así el ambiente puede lucir lo más profesional posible.

El estudio de Radio y Televisión fue inaugurado en el año 1996, pensado en un principio para los estudiantes de Periodismo y Locución. El momento más complicado que tuvo fue el cambio de sus equipos analógicos a tecnológicos, sobre todo el espacio destinado a las prácticas de Televisión. Se tuvieron que derrumbar paredes y cambiar todo el estilo del lugar. Ya para el 2011 la tecnología estaba instalada y años después  se sumaron las carreras de Publicidad y Realización Audiovisual pero no fue hasta el 2019 que se pudo lograr finalmente integrar todos los espacios.

Pero estos cambios solo fueron el comienzo de una gran etapa, ya que no solo era la comodidad sino avanzar y “romper muros”, que estaban estructurados desde hacía mucho tiempo. Articular e interrelacionar a los jóvenes fue uno de los momentos más difíciles, no solo se trataba de hacer un espacio donde puedan estar todas las carreras de  la Facultad de Comunicación sino que todos puedan trabajar en equipo, para generar contenidos de mayor calidad. Así es que se propusieron hacer trabajos que involucraban a chicos de distintas disciplinas y los resultados fueron muy buenos, aunque aún todo cuesta, estos avances marcan un antes y un después.

El Media Lab se abre a las 8 de la mañana y se cierra de acuerdo a las necesidades de la Universidad, aquí no solo trabajan profesores sino técnicos y alumnos, que dedicaron su vida hasta llegar a esta instancia de crecimiento y dedicación, donde pasó de ser una simple idea a una realidad que cada vez mejorará más.